Mensaje del Superior General...

El Papa Francisco nunca parece querer hacer las cosas a medias. Especialmente cuando se trata de recordar a los discípulos de Cristo la dimensión misionera de su bautismo. Por lo tanto, ha decidido dar un paso importante para octubre de 2019. Dos eventos de gran importancia para toda nuestra Iglesia se llevarán a cabo durante este mes.

Normalmente celebramos el Domingo Mundial de las Misiones el tercer domingo de octubre. Este año, el Papa ha convocado a toda la Iglesia para hacer de octubre un "Mes Misionero Extraordinario". Es bajo el tema Bautizados y enviados: la Iglesia de Cristo en Misión en el Mundo que, a lo largo del mes de octubre, seremos invitados a volver a las fuentes de nuestra vocación cristiana al servicio del anuncio del Evangelio y de la construcción del Reino.

El mes de octubre también marcará la celebración en Roma de un Sínodo de los Obispos que se centrará en la presencia, la misión y la actividad de la Iglesia en el Amazonas.  Esta vasta región del globo, que alcanza a nueve (9) países sudamericanos, es de particular interés para el resto del mundo debido a su importancia ecológica. Basta pensar en la cuestión de los incendios que devastan los bosques de este ecosistema vital para todos. Tienen repercusiones para la gente de todo el mundo. El título dado a este encuentro eclesial es el siguiente: Sínodo para la Amazonía: Nuevos caminos para la Iglesia y para la Ecología Integral.  Este Sínodo es de gran importancia para la Iglesia universal.

Los diferentes temas discutidos en relación con la región amazónica pueden tener repercusiones par todos los creyentes de todas las Iglesias particulares. Algunos de los temas en la agenda incluyen: la relación de los seres humanos con la naturaleza, el encuentro del Evangelio con las culturas, nuevos ministerios.
Que el mes de octubre de 2019 nos ayude a reavivar la llama de nuestro bautismo y a renovar nuestro compromiso misionero de seguir a Cristo.



Martin Laliberté, pmé
2 de Septiembre de 2019